Viviendas de Vizcaya ofrece un servicio de postventa orientado a conseguir la satisfacción de los clientes y a garantizar un producto de máxima calidad. El proceso de servicio de postventa engloba:

  • Una auditoría interna de la vivienda antes de entrar a vivir.
  • Un examen riguroso junto con el cliente de todos los elementos de la vivienda antes de la firma de las escrituras a fin de detectar cualquier incidencia  que se pueda resolver con anterioridad.
  • La garantía de solventar cualquier incidencia detectada en la vivienda con posterioridad a la habitabilidad.  En este caso Viviendas de Vizcaya ofrece la garantía de una reparación doméstica de calidad ocasionando las mínimas molestias a los clientes.

Un servicio que ofrece un trato cercano y un vínculo directo con el propietario y con total garantía.